Frank Beltré, un dominicano que trató en el béisbol, está en el fútbol de la NFL

Por Washington Cabello

(NEW YORK, Estados Unidos).- Un dominicano que llegó al pueblo de Randolph en Nueva Jersey, a los 11 años de edad, relata que al llegar a los Estados Unidos, traté de jugar al béisbol, pero que no hablaba inglés muy bien, ni encontró los programas adecuados para jugar, por lo que realmente no le gustó, aunque prácticamente desde que nació jugó béisbol, dijo.

Se trata de Frank Beltré, quien comenta que después de una práctica en el campamento de entrenamiento de los jets, comenzó a jugar fútbol en la escuela, alentando por algunos compañeros y amigos.

Ahora Beltré, es una estrella naciente de la NFL, convirtiéndose en el primer jugador profesional dominicano de esta Liga, después de ser firmado por los Jets de Nueva York, luego de sobresalir con el equipo “Calagary Stampeders” de la Liga Canadiense de Fútbol (CFL), donde estuvo desde 2014.

Pesando 250 libras y con estatura de 6.2 pies, Beltré, tiene la difícil y arriesgada misión en los campos de juego, de tratar de bloquear a los adversarios, desde la posición de defensor derecho.

En una entrevista con el medio NASH, le dijo a la reportera que jugó béisbol casi desde que nació, pero se enamoró del fútbol americano.

Agrega en la entrevista, que hasta 2014, estaba comiendo seis veces al día, pero podía mantener su peso que entonces estaba por debajo del que tiene ahora.

El contrato con los Jets especifica, según la página del equipo neoyorquino de la NFL, dice que fue firmado en un acuerdo de reserva y futuro.

El formidable jugador dominicano emergió en el equipo de la Escuela Secundaria Towson, en Nueva Jersey, diciendo que se dedicó de lleno a ese juego, porque en todo deporte, la dedicación es clave.

“Soy el primero que llego a los entrenamientos y el último que me voy”, dijo Beltré.

Después de ser una de las estrellas del equipo “Los Tigres” en su escuela, durante tres años, fue seleccionado en dos temporadas como el Más Valioso por la Asociación Colonial Athletic, y fue firmado por los Chargers y los Raidersd en Oakland, desde donde pasó a Canadá.

Estuvo en 45 juegos, iniciando 40 de ellos, entre 2013 y 2014, para luego firmar con Stampeders de Calgary, su último equipo, antes de ser asimilado por los Jets.

Dijo que su principal soporte es su madre que vive en España y se comunica todos los días con ella.

No está claro si es pariente de la súper estrella de las Grandes Ligas Adrián Beltré.

El fútbol americano en la República Dominicana, es prácticamente inexistente.

En los equipos de la NFL para 2017, ningún jugador dominicano figuraba en las nóminas, según confirma el sitio especializado Pro Football Reference. Pero Beltré está intentando cambiar eso.

“Desde que comencé a jugar fútbol americano, lo amé”, dijo Beltré.

Pero su camino a la NFL, ha estado lleno de obstáculos. Jugó fútbol soccer (balompié) en la universidad en Towson, y ganó poca atención como jugador.

En la primavera de 2013, firmó con los Chargers como agente libre no reclutado. Fue dejado libre el 31 de agosto ese verano. El siguiente enero, firmó con los Raiders, pero fue también liberado en mayo antes de llegar al campo de entrenamiento.

No queriendo renunciar a su sueño de la NFL, Beltré decidió preparar su talento en la LCF, firmando con los Stampeders para la temporada 2014.

“Fui con un chip en mi hombro”, dijo Beltré. “Saliendo de una escuela pequeña, lo tomé como siendo cortado por los Chargers y ser cortado por los Raiders que casi me estaban diciendo que no tengo lo que necesitaban”, añadió el jugador.

Mientras jugaba en el norte, dijo que recibió llamadas de sus seres queridos en la República Dominicana.

“Ellos querían verme en el juego. Pero cuando me veían, no tenían idea de lo que estaba sucediendo en absoluto”, dijo Beltré. “Cuando golpeo o me golpean, me preguntan si estoy bien. Les respondo que eso es parte del juego. Confíen en mí, estoy bien”, relata.

Beltré pasó tres temporadas en la CFL y tuvo su mejor campaña en 2016, totalizando tres sacos y un pase forzado.

Da crédito a los veteranos de la CFL Shawn Lemon y Charleston Hughes, por ayudarlo a desarrollarse como un corredor de pases.

Él dice que jugar en las dimensiones más grandes del campo de la CFL lo convirtió en un mejor atleta.

Ganó un campeonato con los Stampeders en 2014, jugando junto al actual compañero de equipo de los Jets y el apoyador externo Freddie Bishop, que se unió al equipo de Nueva York antes de la temporada de 2016. Dice que confía en que ha mejorado sustancialmente como jugador de fútbol americano en esas tres temporadas, en parte debido a las diferencias de las reglas.

En la CFL, la línea defensiva debe alinearse a un metro de distancia del lugar de la pelota, lo que da a los linieros ofensivos más tiempo para reaccionar. Beltré ya ha notado los beneficios de eso durante el campamento de entrenamiento.

“Soy un ciclista de velocidad”, dijo Beltré, “Así que miro el balón y bajar aquí abajo, y casi he superado el tackle (entrada)”.

Beltré es uno de los dos jugadores dominicanos actualmente en una lista de la NFL. Coincidentemente, cruzó caminos con el ex liniero Josué Matías, el otro dominicano en la victoria de la pretemporada 7-3 el sábado sobre Los Titanes.

Beltré, no jugó debido a una lesión en la ingle que sufrió en la práctica a principios de semana.

Pero todavía está en la contienda para comenzar como “linebacker” (bloqueador de quarterbacks), con los Jets. Estaba viendo acción considerable con la defensa número 1 antes de lesionarse la ingle.

El linebacker externo sigue siendo una de las batallas de posición más competitivas en la lista de los Jets, y el técnico de los Jets, Todd Bowles, dijo que Beltré, ganó poca claridad en el juego del sábado debido a la lesión.

Pero el novato Dylan Donohue y Lorenzo Mauldin, también se perdieron el juego.

Para Beltré, el siguiente paso es estar en su primera lista de 53 jugadores de la NFL. Si lo hace, estará muy lejos de los campos de béisbol de la República Dominicana. “Sólo estoy tratando de demostrar que soy digno de jugar en la NFL”, dijo.

Leave a Comment