Panel Ocio y Turismo dentro del Foro Accesibilidad e Inclusión Social en la RD

Por Sin Reservas

Motivados por la imperiosa necesidad de hacer mejoras en torno a la accesibilidad en diferentes dimensiones, el emprendimiento social Dominican Acces, en colaboración con la Organización de Estados Americanos (OEA), la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP), las Facultades de Arquitectura de las universidades Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y Central del Este (UCE), fue realizado el Primer Foro: Accesibilidad e Inclusión Social en la República Dominicana.

La actividad realizada en la Unphu, abordó los temas: Arquitectura y Urbanismo; Formación y Empleo; Transporte y Ocio y Turismo.

El objetivo del encuentro es promover el diseño arquitectónico de espacios accesibles y la creación de servicios inclusivos para garantizar que las personas con discapacidad puedan vivir de forma plena e independiente.

La República Dominicana, debe aprovechar el potencial del turismo para personas con discapacidad y ampliar su oferta como hacen otros países, pero para ello se requiere un trabajo mancomunado de los distintos sectores que intervienen en ese sector.

El tema fue analizado en el Foro por Luis Felipe Aquino, representante de Unapec; Cristina Francisco Reyes, de ADIDE y Tomás Guzmán, de Fundeisor, analizaron el tema y concluyeron en que hay muchas dificultades para el acceso a playas, parques y otros lugares por parte de personas con algunas discapacidades.

Para el señor Aquino, presidente de la Red Dominicana de Turismo Accesible (Redotacc), el turismo es una actividad humana que no discrimina, credo, sexo, ideología, pero que en el caso de las personas con discapacidad requiere de atención por su impacto en el derecho de parte de la población al disfrute del mismo.

“El turismo accesible es una responsabilidad que tenemos que asumir para mejorar la accesibilidad en los destinos turísticos”, dijo

Entiende que falta conciencia ciudadana sobre el tema y reconoció que muchos hoteles están cambiando sus construcciones para que no haya barreras que perjudiquen a las personas con discapacidad como se está haciendo en naciones europeas y de otros continentes.

Indicó que en Europa, la accesibilidad es parte del trabajo que realiza el sector privado y que por eso es común ver autobuses con rampas porque la demanda es cada vez mayor, por lo que entiende que el país debe colocarse a ese nivel.

Mientras que Cristina Francisco Reyes, coordinadora general de la Alianza Discapacidad por Nuestros Derechos (ADIDE), manifestó que hay que sentarse a negociar con el sector turístico para que no se sigan perdiendo más clientes en playas y hoteles.

Criticó, además, que en otros espacios como los parques, tampoco se toma en cuenta a las personas con discapacidad y muchos, principalmente con discapacidad físico-motriz, no pueden disfrutar porque las barreras se lo impiden.

“El reto es mejorar la calidad del acceso en todo los sentidos, y qué mejor que el turismo”, expresó.

Parte de las conclusiones del Foro fueron que un 8.4 % del Producto Interno Bruto (PIB) proviene del turismo, sin embargo, es un sector que se viene desarrollando dejando fuera a las personas con discapacidad.

“El derecho al ocio y a la recreación es tan importante, como el derecho a la educación, a la salud y al trabajo”, expresa el documento entregado por Adis Ozuna, gerente general de Dominican Acces.

Dominican Acces, organizó este encuentro para promover el diseño arquitectónico de espacios accesibles y la creación de servicios inclusivos, señala.

Dice que hay una falta importante de información para que un turista con discapacidad pueda tomar la decisión si visita República dominicana o no.

Entiende que se debe cuidar la información sobre destinos accesibles en el país, ya que aún existen muchas deficiencias y si un turista viene confiado de esa información, que después resulta no es completamente veraz, se convierte en un problema para la reputación del país como destino.

En la República Dominicana el 12 % de la población tiene algún tipo de discapacidad (Censo del 2010), y el 65 % de estos vive en condiciones de pobreza y tiene un limitado acceso a trabajo y educación. Es por ello que promovemos la accesibilidad abordada de forma integral, ya que es un elemento transversal presente en todos los ámbitos de nuestra vida, relata el documento.

“No basta con tener buenas intenciones de lograr la inclusión, hace falta que esas intervenciones queden bien hechas”, agregó Ozuna.

Participaron entre otras personas, Celso Marranzini, Vicepresidente de la Asociación Dominicana de Rehabilitación; quien dijo que desde esa entidad se promueven y resaltan las capacidades de las personas con talentos especiales, y que eso es lo que debe hacerse desde toda la sociedad; ayudar a potencializarlos sin victimizarlos y enfatizó:

“Yo no fui presidente del CONEP porque me tuvieron pena, yo fui presidente del CONEP debido a tenía la capacidad”.

Las conclusiones fueron presentados por la Directora Administrativa de APAP, Josefina Morales, quien mostró como caso de éxito su programa APAP Todos, cuya política de inclusión va desde los primeros conceptos de diseño hasta todo un programa tangible de inclusión hasta introducir este valor en el seno más profundo de la idiosincrasia de la institución.

Leave a Comment