Insistimos… hay basura deben incinerarse; Apresan crueles asesinos taxista de Uber

Por Sin Reservas

Seguimos insistiendo en que hay desechos que deben ser incinerados, para que no afecten la vida de los seres vivientes, en ese sentido hay algunas cosas que parecen ser seres humanos, pero que no son más que cosas que no valen nada, desechos que atentan contra la vida de verdaderos seres humanos, y esas (no basura, porque hasta la basura es aprovechada para bien) cosas deben de ser eliminadas para evitar que continúen afectando seres de valor.

Este es el caso en que unos malditos demonios, que sin ABSOLUTAMENTE ninguna razón, ni justificación, dieron muerte cruel en San Cristóbal, a Fulgencio Mola Paulino, una persona de valor para la sociedad y sus familiares, un taxista que laboraba para Uber. A este ciudadano bien podían asaltarlo y despojarlo de su vehículo, y no de su valiosa vida.

La Policía Nacional, informó que apresó a Ricardo Enmanuel Mena Paredes, alias El Gordo o Enrique, de 18 años de edad; Dauris Omar Feliz, de 18; y Leján Féliz, de 20.

El vocero de la Policía, Frank Félix Durán Mejía, relató que los tres admitieron haber asaltado al taxista, al cual se le conocía como Full, de 36 años, quien vivía en Las Palmas de Herrera, Santo Domingo Oeste, para despojarlo de un automóvil Toyota Passo, blanco, modelo 2011, placa A752390.

En el interrogatorio, el tal Gordo, confesó que él y los demás acusados solicitaron el servicio a Uber y esperaron en el parque Piedras Vivas, de San Cristóbal, donde abordaron el taxi, pidiendole que los llevara a Samangola, en cuyo trayecto Daurin Omar Féliz, le cortó el cuello al taxista, mientras que él lo apuñaló. Tras cometer el crimen abandonaron el cuerpo mal herido de Fulgencio en un solar baldío y se marcharon con el vehículo.

El automóvil lo empeñaron en el sector Brisas del Este, por la suma de 95 mil pesos, y se lo repartieron, Mena Paredes se quedó con 25 mil; Omar, 20 mil; Leján, 25 mil y 10 mil a un tal Barbú (prófugo), quien fue intermediario para negociar el vehículo con Pedro Ángel López, de 27 años de edad y con el cabo policial Johan Nicolás Zabala Alcántara, quienes también están presos.

Durán Mejía, agregó que estan presos además un adolescente de 17 años de edad y su madre, de 36, quien le compró un teléfono a su hijo, con el que crearon la cuenta falsa de usuario con el que solicitaron el servicio de Uber.

Digan, lo que Digan, este grupo de demonios NO MERECE ESTAR ENTRE NOSOTROS…!!!

Imagen: El Guardian

Leave a Comment