Mendigando un chancesito (Décima)

Por Juan Tomás Valenzuela

Dando más vueltas que un yoyo,
al mesías predestinado
se le vé desesperado
buscando firmas de apoyo.

Danilo le ha armado un rollo
con el caso de Quirino.
Ya Alicia tumbó a Diandino
como se tumba una palma,
mientras él pierde la calma
ante un lugubre destino.

Aquel, otrora erudito,
amo y señor de los vientos,
muestra un rostro de lamento,
mendigando un chancesito.

Solamente 4 añitos
es que pide el infeliz,
más, según la directriz
de Marchena y de Medina,
lo que a leonel se avecina
es un futuro muy gris.

¿Estas dispuesto a apoyar
el retorno del león?
me preguntó un mangansón
en la Isabel Aguiar.

Lo tuve al tris de insultar,
pero me avoqué a la calma.
Cogí un concho pa’ las palmas,
el municipio de Herrera,
porque la otra opción era
de un golpe arrancarle el alma.

Un team de “Todos estrellas”
salió a peinar el país,
como sale la lombriz
detrás de la cosa aquella.

Más no ha valido querella,
el mú también tá en la calle
y puede ser que se gualle,
el león de Villa Juana,
porque ni en Canta la Rana
va a encontrar quien lo apapalle.

Solo van 500 mil
desde octubre para acá,
y esa suma no le dá
ni pa’ aspirar como edil.

Danilo es el que va a mil,
solo, en el carril del medio,
si no le ponen remedio
a su afan reeleccionista,
la tendencia leonelista
no va a aguantar el asedio.

4 diciembre 2018

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.