Iglesia celebrará Corpus Christi con Procesión y Encuentro Eucarístico en Faro a Colón; Vídeo

Por Sin Reservas

La Arquidiócesis de Santo Domingo, celebrará la Fiesta de Corpus Christi, con una Procesión y Encuentro Eucarístico.

La actividad a realizarse en el Faro a Colón, iniciará con una procesión a las 4:00 de la tarde y culminará con la Eucaristía a iniciarse a las 5:00 de la tarde.

Origen de las festividades

Esta celebración inició por instancia de la religiosa Juliana de Cornillon, que animó a celebrar esta fiesta en honor del Cuerpo y de la Sangre de Cristo el año 1208.

Esta fiesta que surgió en la Edad Media, fue consecuencia del florecimiento del pensamiento eucarístico del siglo XIII.

En el siglo anterior comenzó la elevación de la Hostia en el momento de la consagración.

En pleno siglo XIII -1246- se celebró esta fiesta en la diócesis de Lieja, en Bélgica).

Unos años más tarde tuvo lugar el hecho milagroso de la Hostia consagrada que comenzó a sangrar ante las dudas de fe del sacerdote que celebraba la Eucaristía en la ciudad de Bolsena, en Italia. Este hecho muy difundido llevó al Papa Urbano IV, a instituir la festividad del Corpus Christi en 1264. Estaba presente en la Iglesia y era considerado como el gran teólogo sobre la Presencia de Cristo en la Eucaristía,  Santo Tomás de Aquino, a quien el pontífice quiso premiar con el cardenalato por su gran servicio a la Iglesia que enseña. Pero el humilde dominico le ofreció otro servicio a la Iglesia que el Pontífice le concedió: preparar los textos litúrgicos de dicha fiesta.

Gracias a esa concesión tenemos esas obras poéticas rezumando la ciencia sublime del gran teólogo y el amor del gran santo, a quien la iconografía ha colocado la custodia en el pecho de sus imágenes como símbolo de Santo Tomás de Aquino.

Himnos de la calidad del Pange lingua, Lauda Sion, Panis angelicus o Adoro te devote, salieron de su espléndida pluma y siguen sacudiendo nuestra falta de correspondencia a quien teniendo que irse al cielo se quedó con nosotros en persona y no sólo en un recuerdo.

En el siglo XIV tuvimos acontecimientos que reforzarón dicha solemnidad, que tendría desde entonces dos actos fundamentales: la Eucaristía y la Procesión.

En el concilio de Vienne del 1311, el papa que había trasladado la sede desde Roma a Avignon, dio una serie de normas para el cortejo que acompañaría al Señor en la procesión dentro de los templos, indicando hasta los detalles de dónde irían las autoridades que quisieran ir en el desfile.

Años más tarde, Juan XXII, introdujo la Octava del Corpus, con Exposición del Santísimo Sacramento incluida. Y será el primero de los Papas renacentistas, Nicolás V, el primero en establecer que la Hostia Santa, saliera en procesión por las calles de Roma en la fiesta del Corpus del año 1447.

En los siglos posteriores fueron apareciendo esas obras de arte para las Custodias -vaso sagrado donde se coloca la Hostia- y los “carros triunfante” son obras maestras de la orfebrería religiosa, en las que el pueblo fiel le entrega al Señor lo que considera como más valioso: el oro, la plata, las piedras preciosas.

La más famosa y valiosa es la que encargó el cardenal Cisneros al orfebre Enrique de Arfe y que éste elaboró entre los años 1517 y 1524. Tiene una planta hexagonal y se va elevando en columnitas primorosamente ejecutadas, con adornos de pedrería y figurillas de ángeles, santos, florones, campanitas y espigas.

La parte central corresponde a la custodia y es de oro puro del llevado de América, por Cristóbal Colón.

Esta custodia ha salido en Toledo en la fiesta del Corpus desde el año 1595.

El autor es: Pbro. Cecilio de Miguel Medina, Director de Pastoral, Universidad Católica de la Santísima Concepción

Leave a Comment