Destruyó todo el país y se queja por supuesto destrozos en allanamientos

Por Washington Cabello

(EL CALAFATE, Argentina).- En la decada de los Kirchners, en que gobernaron Néstor Kirchner y su esposa Cristina Fernández, este país sufrió un retroceso incalculable, donde a su salida dejaron todo destruido.

Ante esta calamitosa situación producto de la corrupción rampante, la justicia esta tras hacer justicia (valga la redundancia) y una de las operaciones del Ministerio Público, es realizar allanamientos a la caterva de “funcionarios” que están siendo procesados, por lo que a Cristina, le llegó y le revisaron su mansión en El Calafate.

Ante esta acción la imputada denunció que le han hecho destrozos a su casa tras allanamientos, pero se le olvida que precisamente la acción parte de los incalculables «destrozos» que ella y sus secuases le hicieron a todo el pueblo argentino, que dicho sea incluye asesinatos por mandato suyo.

La señora dice que “lo más importante es lo que está pasando en este momento en Argentina”, y precisamente ese es el motivo de la persecución, que lo que está pasando en Argentina es producto de las acciones delincuenciales de esta y sus caterva.

Tres propiedades de la actual senadora fueron registrados por orden del juez Claudio Bonadío, a finales de agosto último en medio de la investigación en una causa sobre corrupción en la obra pública durante su gestión.

La actual senadora señala que después de tres semanas de los sucesos regresó a su casa de El Calafate, en la provincia de Santa Cruz, a donde no venía desde junio y realmente lo que encontró era lo que imaginaba y había denunciado previamente. No me había equivocado, dijo.

Más que allanada, agregó, la casa fue literalmente tomada, no para investigar sino como un capítulo más de humillación y de “persecución”, denunció la dirigente política quien recorre en el vídeo toda la casa describiendo cómo rompieron paredes y se llevaron objetos personales.

Tras resaltar que no recuerda un allanamiento que haya durado tres días a una casa, la senadora por Unidad Ciudadana invita a todos a ver lo sucedido para que sepan que en mi casa no hay subsuelos, dijo tras la especulación de varios medios de prensa de supuestas bóvedas ocultas en el local.

Lo que pomposamente los medios hegemónicos llamaban en gimnasio, en la planta baja, esto es lo que hay. Aquí se ensañaron, estuvieron más de un día buscando sabe dios que cosa, lingotes, millones, lo único que se llevaron fueron objetos personales que nada tiene que ver con ninguna investigación, las bandas presidenciales y los bastones de Néstor Kirchner) y mío, y del expresidente Héctor Cámpora, cuya familia se lo dio a Néstor en 2006, en una ceremonia, resaltó tras citar otros objetos.

No encontraban nada y se ensañaron con esta parte de la casa porque creían que esta pared escondida una bóveda, y empezaron con perforaciones. Luego pasaron al escritorio de Néstor que le dieron literalmente vueltas, hicieron varias perforaciones y cómo no le dio resultado terminaron rompiendo la pared, la descuartizaron y ¿que encontraron?: los cimientos de la casa.

Esto es un colador, toda la pared perforada, describe en el video Fernández, quien resalta que previamente los encargados del allanamiento habían escaneado las paredes. Pero, subrayó, tenían que encontrar algo porque afuera había una jauría (precisamente lo que había adentro del palacio en sus gobiernos) de periodistas de los medios hegemónicos en la puerta, no podían salir con las manos vacías.

En su denuncia, alerta sobre el hostigamiento, persecución y amedrentamiento de todo lo que signifique políticas que cuestionan lo que está pasando en Argentina. Asimismo, remarcó que cuando finalizó su mandato en diciembre de 2015 Argentina tenía un dólar a 9,76 pesos y hoy supera los 40 pesos. Cuando deje de ser presidenta el boleto del colectivo (ómnibus) costaba tres pesos y este sábado ya vale 12.

El endeudamiento el más bajo de toda la historia de la democracia, hoy tenemos deudas con tenedores privados que superan holgadamente los 100 mil millones de dólares y se ha contraído un préstamo otra vez con el FMI de 50 mil millones de dólares, manifestó.

Tras subrayar que ‘se ha destripado el Estado en las áreas más sensibles donde deben cubrirse los sectores más vulnerables’, acotó que todo lo que está sucediendo tiene vinculación directa con el sistema de persecución y hostigamiento que se hace a los principales dirigentes que se oponen a políticas que están llevando a la miseria y al hambre a millones de argentinos.

Lo que más me preocupa es el tema de la construcción de una política nacional y popular, subrayó la dirigente, quien sostuvo que todos tenemos que ser muy fuertes y no debemos permitir que desde algunos sectores de la anti política digan que son todos iguales.

No todos somos iguales, señala la exmandataria. Con algunos gobiernos la gente puede comer y con otros no, con unos puede estudiar y con otros no, con algunos la gente tiene esperanza. No es siempre lo mismo porque con algunos gobiernos se puede vivir y con otros ya no se puede vivir, enfatizó.

Lo que no mencionó el angelito fueron las acciones de sus gobiernos, como el asesinato del fiscal Alberto Nisman, esto: http://www.sinreservas.com.do/opinion/columnistas/una-sociedad-organizada-para-robarse-todo/; y este caso, para solo alguito de ejemplos: La Ruta del dinero K

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.