La Juez Diana Moreno ordena entregar documentos de intervención telefónica a Miriam Germán

Por Sin Reservas

La magistrada Diana Moreno Rodríguez, juez de la Octava Sala Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, ordenó la entrega a su colega Miriam Germán Brito, de los documentos probatorios de la intervención telefónica que sufrió a través de su celular.

Moreno Rodríguez, acogió un recurso de habeas data que interpuso la juez de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Germán Brito., donde otorga un plazo de 10 días a la compañía Claro, para que cumpla con la orden del tribunal y entregue las documentaciones.

Tras el Procurador General de la República, Jean Alain Rodríguez, cometer el abuso en el Consejo Nacional de la Magistratura, contra la juez Germán Brito, salió a la luz lo de la intervención de su teléfono celular, que “fue hecha a modo de urgencia”.

Y al la opinión pública cuestionar la acción, el inspector general del ministerio público, dijo que la Procuraduría General de la República (PGR), ignoraba que el teléfono de la juez Miriam Germán Brito, estaba siendo espiado.

En ese sentido Bolívar Sánchez, negó que el procurador solicitara intervenir el teléfono de la juez de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), como denunció el periodista Danny Alcántara, sino que la petición la hizo la Inspectoría General del Ministerio Público (MP), como parte de una investigación por narcotráfico que realizaba y que la rapidez se debió a que se podrían perder informaciones producidas por estos números telefónicos, ya que por la vía normal la orden para ser confeccionada puede tardar más de 24 horas.

Danny Alcántara, dijo que Jean Alain Rodríguez, había solicitado la interceptación del teléfono la jueza con una sigla que no correspondía al nombre de la magistrada. Y que actitudes como esa afectan a periodistas jueces y fiscales, cuya solicitud de intervención telefónica ha sido hecha a nombre de otra persona.

Sánchez, dijo que la solicitud fue a varios teléfonos vinculados al presunto narcotraficante Richard Molina Ovalles, quien se suicidó el 15 de noviembre del pasado año.

Indicó que no sabía que el número era de la magistrada, pero que al establecerse que uno correspondía a ella, decidió no ejecutar dicha orden, por lo que nunca recibió ninguna información, ni registros de llamadas de Germán.

A pesar de que Sánchez, asegura que todo era parte de una investigación al fenecido Molina Ovalles, la solicitud de interceptación telefónica al número que resultó ser de Miriam Germán Brito, tiene fecha del 24 de noviembre de 2018, y fue enviada a la jueza coordinadora de los Juzgados de la Instrucción de Santo Domingo Oeste, ese mismo día, nueve días después de la muerte del investigado, y es el único que aparece en la solicitud.

Agregó el inspector que Molina Ovalles, fingió su muerte en 2014 y sacó un nuevo documento de identidad oficial con el nombre Richard Miguel Gloss Ovalles.

Relató que se hacía pasar por ingeniero, y fue quien construyó la villa que tiene la jueza Miriam Germán en San José de Ocoa, cosa que ella misma admitió, y esto generó una vinculación con ese número de teléfono.

Explicó que las solicitudes de interceptaciones telefónicas siempre las hace a un juez, con el debido proceso de ley, y que no está en la obligación ni es un requerimiento que deba contar con la autorización del Procurador General de la República, que “desconocía el caso y actuaciones en la investigación en cuestión”.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.