Los libros no muerden, la política los esconde porque no le conviene que se sepa la verdad

Por Ricardo Bustos

Sería saludable que los idealistas militantes políticos, reflexionaran sobre la historia de Argentina, a partir de la década de 1940, simplemente tomando un tiempo de sus vidas y dedicarlo a la lectura, que para eso están los libros.

Haciendo hincapié en el protagonismo que aún tienen quienes defienden una metodología por las calles y rutas del país, enalteciendo la figura de quien consideran su líder político por excelencia y por qué no espiritual, junto a su joven compañera, fallecida en la cúspide de su carrera política, es que me permito refrescar la memoria a los veteranos como este humilde escriba y mostrar verdades a los jóvenes que no han tenido la oportunidad de ser parte de ese tramo de la historia en nuestro país.

En las elecciones del día 24 de febrero del año 1946, (igual que hoy) una coalición de partidos políticos que dió en llamarse Unión Democrática, intentó derrotar a la fórmula Perón-Quijano, pero no lo logró. El entonces Coronel Perón, ganó apoyado por el Partido Laborista, la Unión Cívica Radical, el Partido Independiente y la Alianza Libertadora Nacionalista. Perón, asumió el poder el día 4 de junio de 1946, con 50 años de edad. Hasta el 9 de octubre del año 1945, Perón, era el vicepresidente de un gobierno de facto (Dictadura) liderado por el general Edelmiro Farrell, a quien llamaban “el mono” sus íntimos. Fiel a la costumbre de los líderes populistas, apenas tres años después de asumir, reformó la Constitución, en el año 1949, para permitir su reelección, cuyos mandato en aquel tiempo era de 6 años.

Lo que hoy estamos viviendo con el show de planes sociales a “todas y todos”, no fué un invento de los políticos que hoy conocemos. Fué Eva Perón, la artífice de esta “brillante idea” después del terrible terremoto de San Juan, quien convence al general de otorgar ayuda a los más necesitados. La extorsión a las empresas para que donaran dinero, no fué solo patrimonio de los Kirchner. La beneficencia era demagógica y política para mantener cautivos a los seguidores. A quien no colaboraba con el régimen, se los trataba de vendepatria, contreras o ratas escondidas en sus madrigueras.

¿Como hizo el Coronel Perón, para llegar a Tte. general del Ejército Argentino en un gobierno democrático?, pues la respuesta es muy sencilla. El peronismo estuvo gobernado por un hombre de carrera que jamás dejó de ser militar, por ello es muy extraño escuchar a los peronistas hablar contra la dictadura, la oligarquía o los gobiernos de facto. Aquí lo único diferente es que Perón, fué elegido por el voto popular pero a instancias de la libertad que le dieron los militares en su momento para que gobierne de manera encubierta en nombre de esos mismos militares que ya venían gobernando el país.

La verdad es la historia contada en primera persona, el resto solamente es un relato ideológico de quienes hoy siguen creyendo en una sola Argentina, olvidando que del otro lado de la calle, hay otra que no se parece en nada a las que nos quieren imponer. (fuente Gente testigo de un siglo).

“La pugna peronismo-antiperonismo ha destruido las raíces ideológicas de los argentinos”

El autor es: Locutor Nacional-Comunicador.
Capiovi Misiones, Argentina
DNI 7788556

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.