JCE no pega una: Parmalat reclamó a Deloitte & Touche 10,000 MM por quiebra; JCE la escoge para auditoría

Por Sin Reservas

La Fiscalía de Milán, Italia, presentó el 19 de marzo del año 2004, acusaciones formales contra el fundador y ex presidente de Parmalat, Calisto Tanzi, así como la filial italiana de Bank of America y la de Deloitte & Touche (que desde el año 1999 se encargó de revisar las cuentas del grupo) por el colapso del gigante alimentario.

La Fiscalía solicitó al tribunal que lleve a juicio a 29 ejecutivos y tres compañías financieras relacionadas con la suspensión de pagos de la empresa de alimentación. Entre otras acusaciones, la fiscalía ha citado la de emisión de comunicados falsos, manipulación de mercado y obstrucción de la supervisión del regulador del mercado italiano, Consob.

Además de Calisto Tanzi, están incluídos, su hermano Giovanni, su hijo Stefano, los ex directores financieros Fausto Tonna y Luciano Del Soldato, los dos auditores de Deloitte & Touche, Adolfo Mamoli y Giuseppe Rovelli; y los dos directivos de Grant Thornton, Lorenzo Penca y Maurizio Bianchi, así como el abogado del grupo, Gianpaolo Zini y tres ex empleados de Bank of America, estre otros.

Cinco meses después el grupo alimentario Parmalat, que había sido declarado insolvente en diciembre del año 2003, demandó el 19 agosto del mismo año, a las auditoras “Deloitte & Touche” y Grant Thornton, por 10 mil millones de dólares por los daños causados durante su gestión, asegurando que ambas auditoras han tenido un papel «determinante» en la caída de la compañía, dado que no cumplieron adecuadamente con su labor de supervisión contable, mientras crecía el «agujero» financiero de la entidad.

La reclamación fue presentada por el comisario extraordinario del grupo, Enrico Bondi, en un tribunal del Estado de Illinois, Estados Unidos.

La Junta Central Electoral (JCE) y Deloitte & Touche, S.A.

Ahora la Junta Central Electoral, anuncia la suscripción de un contrato con esta empresa Deloitte & Touche S.A., para la realización de la auditoría forense al sistema de voto automatizado que fue utilizado en las Primarias Simultáneas del pasado 6 de octubre, y que fue vulnerada hasta concluir en un fraude contra el precandidato y líder del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leonel Fernández.

Esta contratación por doscientos noventa y nueve mil ochocientos dólares (USD 299,800.00), lo cual es correspondiente a los honorarios y gastos del servicio contratado, sin impuestos. La JCE deberá pagar un 50 % al inicio del proyecto y 50 % al finalizar el proyecto, ha encontrado el rechazo de varios setores, ya que «por lo antes expuesto y otro historial conflictivo, esta auditora no es confiable».

Más de la información de cincodias.elpais.com

Las demandadas son la filial italiana de Deloitte & Touche, la antigua unidad en ese país de Grant Thornton, ahora llamada Italaudit, así como el negocio italiano de Bank of America.

Bank of America ayudó a Parmalat a colocar bonos por 1.000 millones de euros. Deloitte fue desde 1999 hasta el pasado enero la principal auditora de Parmalat, actividad que compartía con Grant Thornton, que se ocupaba de algunas filiales del grupo.

Los investigadores han encontrado indicios de que la antigua directiva de Parmalat escondió las pérdidas y creó activos ficticios durante una década y que los auditores y banqueros conocían la verdadera situación del grupo sin hacerlo público. La deuda de Parmalat ha sido estimada en 14.800 millones de euros por el nuevo equipo de gestores, cifra ocho veces superior a lo que el grupo de alimentación había reconocido.

Los fiscales Francesco Greco, Carlo Nocerino y Eugeni Fusco, han solicitado un juicio por el procedimiento rápido. El tribunal tiene ahora cinco días para decidir, si bien dada la complejidad del caso no se descarta que el plazo se amplíe.

Un proceso por la vía rápida reduce las audiencias preliminares que demorarían años el proceso. Si los jueces rechazan este procedimiento, los fiscales tendrían que buscar más pruebas para llevar a los acusados a juicio.

UNA CADENA DE RESPONSABILIDADES

El ‘caso Parmalat’, considerado el mayor fraude empresarial en la historia europea, ha provocado una sacudida de todo el sistema financiero y económico. Los expertos se felicitaban ayer porque las acusaciones de la fiscalía impliquen no sólo a los actores directos, Tanzi y sus colaboradores, sino a ‘toda la cadena de responsabilidades’ derivadas del hundimiento del grupo. ‘Fallaron todos los controles’ comentaba un analista. ‘Desde el más bajo hasta el de más alto nivel’. El fiscal del caso, Francesco Greco, famoso por encabezar la investigación en el proceso Manos Limpias, ha declarado su intención de llegar a hasta las últimas consecuencias. ‘Queremos dar a la comunidad financiera y empresarial internacional una señal clara’ afirmó.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.