Para la ONU ella no tiene Derechos Humanos pero los maricones y prostitutas sí

Por José Luis de la Calva

(KOSTI, Nilo Blanco, Sudán del Sur).- En la mayoría de los países la amyoría de los hombres son adulteros y no les pasa casi nada, pero en el caso de que sea la mujer que cometa el adulterio la mayoría de las veces termina asesinada por el «hombre».

En este país sucede lo contrario es el «gobierno» (Estado) el que asesina y no sencillamente, sino de una manera CRUEL (muerte por lapidación). Es lo que está ocurriendo en estos momentos en el caso de una joven de apenas 20 años de edad.

Un «juez» en un juicio FARSO, ha dictaminado que merece ser lapidada. Esto no ocurría desde hacen diez años. Este aplicó el artículo 146 (2) (adulterio) del Código Penal sudanés del año 1991.

La sentencia ha sido apelada y «Amal» sobrenombre dado a la víctima a petición de su abogado, para que no perjudicarla más, permanecerá en prisión hasta que el tribunal de apelaciones decida.

Pero una gran protesta mundial podría salvar la vida de Amal. No hay tiempo que perder:

Agregue su nombre ahora y compártalo con todos, en el siguiente Link:

A continuación la petición de avaaz.og, fírmela por favor. Gracias.-

Queridos amigos:

Muerte por lapidación

Ese es el destino cruel al que se enfrentará Amal en Sudán. Tiene solo 20 años y un juez ha dictaminado que merece ser torturada hasta la muerte después de haber sido declarada culpable de adulterio en la primera sentencia de lapidación en una década.

Pero aún hay esperanza: Amal ha apelado el veredicto y el tribunal puede revocar la sentencia, salvándole la vida.

No hay tiempo que perder: Amal estará en la cárcel hasta que la corte decida su destino , así que llamemos la atención sobre el caso en una muestra global de solidaridad e indignación. Añade tu nombre ahora y cuando lleguemos a un número considerable de firmas, presentaremos nuestro llamamiento directamente a los principales gobiernos con los que Sudán está tratando de establecer relaciones, para que exijan la liberación de Amal. Suscríbete ahora y comparte con todos.

Defiende a Amal de la pena de muerte por lapidación

El juicio de Amal fue una farsa: incluso se le negó el derecho a un abogado defensor tras una denuncia de que la policía había obtenido una confesión ilegalmente. Amal se había mudado de regreso a casa después de separarse de su esposo; ahora está en peligro de una ejecución brutal por adulterio.

Hace tres años, las mujeres estaban al frente de la revolución sudanesa. Pero hoy, todavía se les niega la igualdad de derechos y la participación en la vida pública. Y por impactante que sea, el caso de Amal es parte de un ataque generalizado a los derechos de las mujeres tras el golpe militar que detuvo la revolución democrática en Sudán.

No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras las fuerzas militares sudanesas intentan devolver al país a los tiempos oscuros de la brutal dictadura ultraconservadora dirigida por Omar al-Bashir. El nuevo gobierno de Jartum está tratando de normalizar sus relaciones con las principales potencias como Estados Unidos, y será difícil ignorar la indignación masiva de los miembros de Avaaz en todo el mundo .

Añade tu nombre ahora.

Defiende a Amal de la pena de muerte por lapidación

Los derechos de las mujeres y las niñas están bajo ataque en todo el mundo: pero nuestra comunidad siempre se ha movilizado en resistencia, desde campañas para reabrir escuelas para niñas afganas, hasta la defensa de un nuevo tratado contra el acoso sexual en el trabajo y el levantamiento mundial por el derecho al aborto. en los Estados Unidos. Desde Jartum, pasando por Kabul y Washington, la solidaridad es nuestra forma de resistir.

Con esperanza e infinita determinación,

John, Anneke, Mike, Ruth, Antonia, Luis y todo el equipo de Avaaz
 
PD: El nombre de Amal ha sido cambiado para ayudar a proteger su identidad a pedido de su abogado.

Foto de Lana H. Haroun: Estudiante sudanés Alaa Salah, canta y lidera protestas en Jartum, durante la revolución de abril de 2019 en Sudán.

*

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.