“Por respeto a los haitianos no se leerá la Biblia”; Monseñor Diomedes Espinal afirma este es un zopenco

Por Sin Reservas

El presidente de la Conferencia del Episcopado Dominicano, criticó que el ministro de Educación este hablando tonterías.

Monseñor Diomedes Espinal de León, Obispo de la Diocesis Mao-Monte Cristi, dijo que Antonio Peña Mirabal, está hablando tonterías y que no sabe lo que hace, a pesar de venir de una familia Cristiana, o sea que es:

«Un zopenco, un tarado, un necio y un torpe»

El irreverente sujeto dijo que:

“Por respeto a los haitianos, no se leerá la Biblia en las escuelas”

Al ofrecer la homilía con motivo del jueves Corpus, que en latín significa ‘Cuerpo de Cristo’, fiesta de la Iglesia Católica, para celebrar la presencia de Cristo, en la eucaristía. En esta fecha se conmemora la institución de la Eucaristía, que tuvo lugar el Jueves Santo, cuando Jesús, convirtió el Pán y el Vino, en su Cuerpo y Sangre, e invitó a los apóstoles a comulgar con él, Monseñor argumentó que:

“Sobre todo hoy, cuando tenemos tantos males, tanta delincuencia en la sociedad, donde tenemos un ministro de Educación hablando tonterías, que no sabe lo que hace, de una familia Cristiana, pero parece ser que no recibió nada de su familia, de sus padres, más razón tenemos entonces de ir acercando a nuestros niños a Jesús”.

Agrego que: “No es lo que venga un hijo de los palotes, aunque tenga el título de ministro a decir que hay que hacer cosas, que nada tienen que ver, ni con nuestra cultura, ni con nuestros valores religiosos y morales”.

Adujo que la Iglesia esta llena de muchos:

“Muchos legionarios, muchos cursillistas, muchos Hermandad del Corazón de Jesús, muchos de Emaus, mucho adventistas, mucho de todo. Votos cerca de la comunión… Entonces, no es un título de un grupo, de un movimiento apostólico que nos va a salvar”. expresó Monseñor. Agregando:

“Y salen de allí jubilosos, y dicen que han conocido al señor, y que vienen dispuestos a vivir una vida nueva, pero siguiendo su misma vida pasada”.

Sobre la comunión, que es comer el Cuerpo del Señor, dijo: “Con los cursillistas, con las personas que tenemos agrupadas en grupos y movimientos, la fila para la comunión debiera salir a la calle, pero como puede un Cristiano, esperar gozar del banquete del Reino de Dios, si rechaza este banquete. No simplemente que viene a ver celebrar, sino que no se alimenta, no tiene ese alimento espiritual, que le va a dar la verdadera vida”.

Las excusas están a la orden del día, cuando de cumplir con su rol de seguidor de Jesús, relata Espinal de León,:

“Y cuantas excusas tenemos, que la finca, el banano, el ganado, la tienda, la empresa, la diligencia, los negocios, los amigos, ponemos para no acudir a este banquete preparado para todos nosotros, preparado para todo el pueblo. Pero muchas veces vale más ganarse dos o tres pesos, a veces vale más irse a un resorts, a veces vale más estar bebiendo de agua sucia, de tanques agrietados, a lo mejor tiene la mala costumbre de negocios sucios, de engañar, de explotar, y lo sabe, pero sigue en eso. Desprecia a Jesús, por unos pesos que le puede quitar a otro engañándolo”, concluyó.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.