Gobierno sigue campaña contra la palabra de Dios; Opret prohíbe hablar de él en el Metro

Por Sin Reservas

El gobierno ha venido accionando en aspectos que en nada beneficia en la formación de las personas y en fomentar las buenas costumbres, y una de estas es arremeter en contra de la palabra de Dios, encontrada en la Santa Biblia.

Una de estas fue aceptar que Barack Obama, le impusiera dos maricones en su dotación diplomática en el país. Y esas dos cosas abusando del poder que tienen los Estados Unidos, vulneraron nuestras costumbres y valores, y sin ningún pudor promovieron hasta en las escuelas su prostitución, sin que ninguno en el Estado tuviera el valor de pararles el coche.

Pero donde más asombro tuvimos, fue al ver que su esposa, una mujer Cristiana, una mujer de la Iglesia, compenetrarse con esos dos delincuentes como si nada.

Y sobre la palabra de Dios, sólo les falta que expulsen la Santa Biblia, del Escudo Nacional. Primero pusieron objeción a su lectura en los centros de estudios, a través de Antonio Peña Mirabal, el Hijo de los Palotes, que está como ministro de Educación. Que fue “tan lejos” que se atrevió a decir que “por respeto a los haitianos”.

Ahora aparece la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) prohibiendo que se hable de Dios y se predique su palabra en su Metro y su Teleférico, lo que demuestra que su accionar es consono con el demonio, cuando expresa:

“En lo referente al uso de las instalaciones, el manual informa en el artículo 34, punto 27, que en las vías, trenes, cabinas, estaciones y demás instalaciones del Metro y Teleférico de Santo Domingo, está prohibido realizar cantos, actos, oraciones o discursos de proselitismo político o religioso, que afecten la tranquilidad en el viaje a otros usuarios.

La reacción ha sido inmensa, y el aspirante a la presidencia de la República por el Partido Generación de Servidores (PGS) Carlos Peña, anunció su sometimiento por ante los tribunales a la Opret.

“Nuestro equipo de abogados prepara un acto judicial contra la Opret y contra el gobierno, para que no se aplique esta disposición”, dijo el pastor.

“Primero intentan imponer al aborto a través del Código Penal, se lo impedimos; después pretenden introducir la ideología de género con la Orden Departamental 33-2019, estamos en el Tribunal Superior Administrativo, pidiendo su nulidad; ahora con este manual de los servicios del Metro y el Teleférico pretenden prohibir que los cristianos prediquen el Evangelio”, relató Carlos Peña.

Asimismo, el presidente del Partido Quisqueyano Demócrata Cristiano (PQDC), Elías Wessin Chávez, acusó al gobierno de violar derechos con la prohibición.

“Estamos de acuerdo con que se ordene el comportamiento en los sistemas de transporte del país. Pero la inclusión de que no se permita predicar o no se permita orar, es una intención malsana en contra de las prácticas cristianas”, dijo Ezequiel Molina, vicepresidente del Ministerio La Batalla de la Fe.

Reconoció que hay casos aislados de personas que no tienen el tacto, o no saben manejarse en público, pero entiende que en modo alguno la medida se justifica, y que esto de la Opret es discriminación y ensañamiento.

También la directora de Juventud Con Una Misión (Jucum), Omayra Álvarez, calificó la medida de abuso y discriminación contra los cristianos.

“Es abusiva. Creo que pudieron poner una corrección, pero no prohibición. Ellos pudieron orientar en la forma de la predicación, pero nunca frenar llevar el mensaje. No somos un país árabe”, dijo Álvarez, quien lleva 5 años realizando el Chocolate del Amor en la parada del kilómetro 9 de la Duarte, los jueves.

Asimismo, Pedro Piñeyro, de la Iglesia Buenas Nuevas, expresó “Estoy de acuerdo con que se regule, pero no con que se corte la predicación del mensaje. Las iglesias tienen predicadores en toda la nación sacando delincuentes y regenerándolos con el mensaje de Jesucristo”.

Piñeyro, hizo un llamado a las autoridades a ser igual de radicales con los temas de la impunidad y la corrupción.

En fin todo el pueblo Cristiano, ha rechazado esta metida de pata del Gobierno, de prohíbir predicar el evangelio en el Metro y el Teleférico.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.