«Injusticias y privilegio$» en las cárceles

Por Sin Reservas

No importa el vil asesino que sea, si pertenece a la asociación de malhechores que depende de dinero o de la política, ya sea personal o de su familia, se le sobran los privilegios en las cárceles.

Y como esta es uno de los mayores antro de corrupción que tiene la República Dominicana, los responsables de la custodia se la buscan con estos criminales.

Ejemplos de privilegio$

Marlon Martínez

Hace poco, el 27 de mayo del corriente, este “asesino” (sí porque la verdadera criminal es la que lo parió), quería dar un paseíto, y lo importante es darlo, no importa a donde, y lo más fácil es hacerse el enfermo, por lo que lo llevaron al Centro Médico Doctor Grullón del municipio de Salcedo, por un supuesto dolor de tobillo.

El Procurador de la Corte de Apelación de San Francisco de Macorís, Juan Ángel Salas, afirmó que el recluso, Marlon Martínez,fue trasladado a un centro de salud sin contar con los permisos correspondientes para salir del centro penitenciario

Donni Santana Cuevas

Este otro criminal, también en mayo, casí juntos, alrededor del mismo día que el anterior, fue llevado al Centro Medico Dominico-Cubano, donde fue operado de la vesícula.

Ejemplo de Injusticias

Francisco Cruz

Este infeliz no tenía ni con que caerse muerto, por eso los delincuentes responsables de su custodia, los dejaron morir el pasado día 7 de los corrientes, a pesar de su queja de que:

“Me siento mal, por favor llévenme al médico”

El señor Cruz, de 54 años de edad, estaba en la vispera de un infarto agudo al miocardio, y los sujetos de la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de San Pedro de Macorís, hicieron caso omiso a sus ruegos.

Llevaba alrededor de veinte dias, acusado de posesión de drogas, y se le había impuesto una fianza de medio millón, pero no pudo pagarla. Y eso lo sabían los custodias, que era un infeliz que no podía pagar para que lo trasladaran al médico, como lo hicieron nuestros ejemplos anteriores.

Rafael Sosa Pérez, abogado de Cruz, denunció el estado de abandono y hacinamiento que tiene la citada preventiva. Aseguró que su cliente era inocente de los cargos y que se mantenía bastante preocupado porque era albañil de oficio y no podía conseguir la suma requerida para su libertad condicional.

La médico forense Clara Colón, y la Magistrada Digna Ortiz, levantaron el cadáver, y lo enviaron al Instituto Regional de Ciencias Forenses, INACIF, para determinar las causas de la muerte.

Representantes de los Derechos Humanos, se presentaron al lugar y promotieron dar con los responsables.

Como pueden observar es sólo una pequeña muestra, pues en ambos ejemplos hay cientos de casos.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.