La cultura impotente y anarquista de los piquetes

Por Ricardo Bustos

La noticia está en desarrollo y ya nos asombra. En la zona sur del conurbano desapareció una nena y los vecinos, como ya es costumbre, con tambores y matracas se agrupan en una esquina y cortan el tránsito para reclamar por la aparición de la niña. Mientras ello ocurre, en la casa que habita la menor, descubren que estaba durmiendo debajo de una cama, un lugar que no fué revisado, habida cuenta que los niños pueden tener este tipo de actitudes.

La anarquía y el desborde emocional, no son afines cuando de hacer justicia se trata en un país civilizado, pero como Argentina, dista mucho de esa categoría ciudadana, debemos soportar el egoísmo de unos en desmedro de las libertades de otros.

La grieta no es ya ideológica o política. hemos tomado las calles y rutas del país como vidriera para exteriorizar nuestros fracasos y buscar en otros descargar nuestras culpas.

En Posadas, Misiones, hace unas horas cayeron 100 milímetros de agua en medio de una tormenta que el Servicio Meteorológico Nacional, había anunciado con no menos de 72 horas. Las zonas mas bajas y cercanas a los arroyos naturales sufrieron las inclemencias y muchos vecinos perdieron sus pertenencias. No habían pasado 24 horas y las calles estaban cortadas por esos vecinos porque, según sus declaraciones, no tenían respuesta del gobierno a su problema.

En la portada del Diario El Territorio, se puede observar una casa muy humilde, de madera, con un automóvil 0 Km. debajo de un techo. En la misma región, los “tareferos” son los trabajadores que se encargan de la cosecha de la yerba mate en las provincias de Corrientes y misiones, pero están reclamando y cortando el tránsito en la Avenida 9 de Julio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Los Docentes Bonaerenses hacen paros y protestan en Avenida Callao frente a la sede de la Casa de la Provincia de Buenos Aires en la Capital federal.

Organismos de Derechos Humanos marcharon contra la reforma en las Fuerzas Armadas que anunció el presidente. A la medida adhirieron, entre otros, la CGT, la CTA y distintas organizaciones sociales, algo que no tiene ninguna relación con el objetivo que deberían defender.

Los Docentes y alumnos enrolados en ideologías políticas, protestan por el estado en que se encuentran las universidades y para ello realizan clases públicas obligando a los ciudadanos a cambiar su rutina diaria porque los cortes de calles se extienden hasta que finalizan sus clases, aunque la lógica indica que deberían hacerlo dentro de las aulas.

Argentina, es el único país en el mundo que cuenta con calendario de piquetes y sus respectivos circuitos.

Los líderes de estas ideologías, en su gran mayoría gozan de una vida económica bastante acomodada en relación a los pobres indigentes que arrastran obligándolos a marchar sin siquiera saber de que se trata la convocatoria.

Una cultura nefasta se apoderó de la clase mas humilde y será muy difícil lograr que el río vuelva a su cauce porque la mayoría de quienes forman parte de esos grupos no estuvieron y no están escolarizados como para poder iniciar y mantener algún vínculo con la cultura del trabajo.

El invento de Duhalde, llamado “Planes Sociales”, ha sembrado de “miguelitos” de vagancia. Hay ciudadanos de ambos sexos que reciben planes sociales hace 10 años, tiempo suficiente para haber intentado buscar y encontrar algún trabajo que le permita dejar de depender lastimosamente de los punteros que cautivan con su mísera forma de someter a los más necesitados.

Critican a los venezolanos que encuentran trabajo a la semana de haber llegado al país, pero nada dicen que esos sufridos hermanos expulsados por el hambre y la falta de libertades individuales, aceptan cualquier tarea, las mismas que un argentino rechaza por prejuicios o bien por creer que es un ser superior y solo podrá aspirar a algún cargo de Gerente o Director en alguna empresa.

En medio de todo esto, la política oficialista o de la oposición, no encuentra el rumbo para poner fin a este desmanejo callejero por temor a represalias electorales y así van pasando los años sin resultados a la vista que nos permitan creer que Argentina, será un gran país. La mentira e hipocresía están gobernando al soberano y todo indica que le gusta el sometimiento hacia su integridad.

Leemos en FrasesManía.com “Esas cosas que todos los vagos tienen en común:

– Siempre están cansados, no se sabe realmente el motivo. Pero ellos se quejan sin parar.
– Duermen muy mal. O al menos esos dicen como si fuera una excusa para no trabajar; sus ronquidos dicen otra cosa, pero habrá que creerlos.
– Entienden de todo y no saben de nada. Siempre opinan del trabajo de los demás y de las posibles correcciones que pueden hacerse al respecto.
– Son grandes entendidos en todo aquello que no hacen. La teoría se la tienen estudiada al dedillo, la práctica ya la dejan para su otra vida.
– Nada puede gustarles más que dar órdenes. Ellos no han nacido para trabajar, han nacido para mandar. ¿Quién dijo que no se puede mandar desde el sofá?
– No les digas que hagan nada. Su respuesta será siempre la misma ¿Y por qué tengo que hacerlo yo siempre? Lo de siempre ellos lo entienden a su manera.
– Son los primeros en irse y los últimos en aparecer. Por supuesto, siempre tienen una buena razón para ello que solo los insolidarios como tú no entenderían.
– Nadie como ellos merecen las medallas y el reconocimiento, su entrega y abnegación está fuera de toda duda. En su cabeza, por supuesto.

Seguro que alguna de estas razones te suena. ¿Eres un vago o lo padeces?

El autor es: Locutor Nacional-Comunicador.
Capiovi Misiones, Argentina
DNI 7788556

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.