Hasta para ser ahorcados (Décima)

Por Juan Tomás Valenzuela

Con la acusación a Rivas 
sobre el desfalco en la OMSA
se busca que no reponda 
sobre la otra diatriba.

Se me hace muy cuesta arriba
el informe que presenta
una Cámara de Cuentas, 
que en lo que lleva contando,
los fondos no le están dando 
ni para sus propias cuentas.

La auditoría presentada 
contra el señor Manuel Rivas 
lo ha sacado de la mira 
de su real pachotada.

Una estrategia planeada,
según mi punto de vista, 
pa’sacarlo de la lista 
del caso de sicariato, 
con el grupo de insensatos 
que le servían de coristas.

Esta nueva auditoría 
detalla el robo flagrante. 
¿Y donde están los tunantes
que hicieron las fechorías?

¿Va a ser como la Alcaldía,
que después de desfalcada
se quedó así, como nada, 
solamente en la denuncia,
sin un preso, sin renuncia, 
solo en pura cantinflada?

El caso de corrupción 
es un premio pa’ esta gente 
si implica que el expediente 
tumbe el de asesinación.

Todavía por corrupción 
nadie ha sido condenado, 
más, por los del abogado 
que murió por esta gente 
es material suficiente 
hasta para ser ahorcados.

18 abril 2018

Leave a Comment